Los beneficios de la limpieza facial profunda

Por: / Septiembre 2023

Este procedimiento estético puede mejorar la apariencia de la piel del rostro, el pecho o la espalda, pero no es un tratamiento para enfermedades de la piel. Resolvemos las dudas en torno al tema con una experta.

SEPARADOR

¿Qué es una limpieza facial profunda?

Es un tratamiento estético que se realiza en la piel del rostro, el pecho, la espalda o en zonas del cuerpo donde se requiera eliminar impurezas, células muertas, puntos negros y otras obstrucciones que pueden estar presentes en los poros. Esta limpieza se hace en un centro médico de estética o spa, siempre por profesionales, capaces de identificar las necesidades de cada tipo de piel. La limpieza también puede prevenir la aparición de acné. Además, ayuda a mejorar la apariencia y textura de la piel, dejándola más luminosa y saludable. 

¿Qué tipo de impurezas se pueden retirar con la limpieza profunda?

1. Exceso de sebo: el sebo es producido de forma natural por las glándulas sebáceas de la piel. Sin embargo, en ocasiones se puede acumular en los poros y mezclar con células muertas formando comedones o puntos negros.

2. Puntos negros y comedones: son pequeñas obstrucciones en los poros de la piel que se forman cuando el sebo y las células muertas se oxidan y se ponen oscuras. Durante la limpieza facial profunda se extraen con herramientas especiales.

3. Células muertas: los queratinocitos son las células de la capa más superficial de la piel que constantemente mueren y se renuevan. Los malos hábitos de limpieza y el proceso de envejecimiento pueden llevar a que estas células se acumulen en la superficie opacando la apariencia de la piel. La exfoliación, durante la limpieza facial profunda, ayuda a eliminar estas células muertas y a estimular la regeneración celular.

4. Restos de maquillaje: si se utiliza diariamente es posible que queden restos en la piel incluso después de limpiarla superficialmente. En la limpieza facial profunda se utiliza un producto específico para eliminar completamente los restos de maquillaje y mantener la piel limpia.

Los beneficios de la limpieza facial profunda - Adriana Restrepo

¿Desde qué edad se recomienda?

Puede variar según las necesidades individuales de cada persona y su tipo de piel. Pero, en general, se puede considerar que a partir de los 12 o 13 años es una edad adecuada para comenzar a cuidar la piel del rostro y considerar las limpiezas faciales.

¿Cada cuánto tiempo debe hacerse?

Cada cuatro a seis semanas. Sin embargo, el especialista es quien debe determinar esta frecuencia.


SEPARADOR

La limpieza facial ayuda a mejorar la apariencia y textura de la piel, dejándola más luminosa y saludable.

SEPARADOR

¿Es adecuada para cualquier tipo de piel?

Sí, se puede adaptar a cualquier tipo de piel, ya sea grasa, seca, mixta o sensible. Si la persona presenta alguna patología especial debe revisarse la tecnología y las sustancias que se van a emplear. No se recomienda para personas con heridas abiertas o quemaduras, infecciones activas, condiciones inflamatorias o dermatitis tipo contacto o seborreica activa. 

¿En qué casos no funciona?

- No trata problemas de piel profunda como cicatrices, arrugas profundas o manchas oscuras. 

- No elimina por completo el acné; si bien la limpieza facial puede ayudar a limpiar los poros y a reducir la aparición de brotes de acné, no es una solución definitiva. El acné puede tener múltiples causas y requiere un tratamiento más completo y personalizado. 

- No elimina el vello facial: puede ayudar a limpiar la piel alrededor de los folículos pilosos, pero no elimina el vello de forma permanente.

- No es un tratamiento para condiciones médicas subyacentes, como rosácea, psoriasis o dermatitis.

¿Existe alguna recomendación para tener en cuenta antes de hacerse una limpieza facial profunda?

- Evitar la exposición al sol o los bronceados antes de una limpieza facial, pues la piel se pone más sensible y puede sufrir irritación durante el proceso de limpieza y manchas posteriores.

- Si tiene la piel sensible, es recomendable evitar el uso de productos con fragancias fuertes, ingredientes agresivos o exfoliantes abrasivos antes de una limpieza facial. Estos productos pueden causar sensibilidad durante el proceso de limpieza.

 - Este artículo hace parte de la edición 189 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa aquí

 

*Periodista, productora y cofundadora de Relatto. Con información de Adriana Varela, especialista en medicina estética de Megastetic.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar